Pasajero_Liminal

5.jpg

Pensado en espacios cotidianos y su papel en la reproducción y el origen de nuestra percepción, encontré un lugar y un espacio. El comedor y la casa, luego, una serie de lógicas impartidas a partir de las mejores intenciones, un lugar en donde se comparte el mundo, un mundo y una noción del mismo.

 

Situandome en la casa, en lo cotidiano, llegué a este objeto de objetos. Con un carácter específico, tan cargado y aún así simple.. Este objeto, como espacio para la transformación, lleno de sensaciones, a veces beligerante otras pasivo y con un azar muy propio, como -eje de la vida- es un lugar en el que se imparte o refuerza una visión o serie de visiones, las cuales en constante movimiento, como punto de partida, se constituyen a través de todo lo que pasa alrededor de él, de alguna forma pareciera.. nos entrega constantemente una manera de experimentar el mundo, Pasajero_ Liminal, se trata entonces de un espacio y sus participantes.

 

A través del análisis de esta figura, de la familia, de sus ritmos, ritos y formas, y de la realización de las dimensiones de lo que a través de este objeto sucede, de un ejercicio de síntesis de las mismas y de su contexto, al crecer y encontrar distancia de estas lógicas, al separarnos de sus formas nos abrimos paso a un mar negro, un tanto conocido pero más por conocer, el cual -de cierta manera infinito- es la vida misma. Es todo lo que puede ser, sobre lo que ha sido, es este un lugar en donde el cambio es inevitable, un espacio  que se transforma en el tiempo produciendo nuevas narrativas. 

 

¿Qué papel juega quien hace parte, crece y crea?